FRAN CAÑOTAS: “Me gusta ir a la plaza a comprar producto del día y hablar con la gente”

Fran Cañotas

¿Cuánto has engordado desde que comenzaste a presentar “Come a comarca”?
Esa pregunta es un clasicazo. Es de las preguntas que más me hace la gente y que más me hace mi madre.  En la primera temporada engordé “de carallo”(4 kg!!). Luego en el confinamiento empecé muy mal a ese nivel. Los primeros 15 días eran consola y comer pero después me puse serio y llegué a mayo con 6 kg menos, con lo cual, bajé 2 kg con respecto al preconfinamiento.  Esta temporada muy poco. A lo mejor un quiliño. Estuve más activo.

Supongo que con lo que te ponen delante es complicado…
Es que de verdad que es duro (mira cómo te estoy mirando), es muy duro aguantar la barbaridad de cosas que te ponen. Muchas veces grabábamos por la mañana parte del programa, parábamos de comer (siempre en abundancia) y después volvíamos para grabar y te ponen delante lo más rico que se te pase por la cabeza y no te podías negar: una porque estás grabando y otra porque el propio cuerpo te pide: “animal, bárbaro, que no tienes vergüenza, ¿cómo vas a dejar eso ahí?”

Tenemos esa educación de que no se puede dejar nada en el plato…
Ahí está. Aquí está muy mal visto dejar nada a sobrar. Todavía hoy mi madre me dice “pobre de ti que sepa que tiras comida”. Es mucha presión social. Tienes que comer (risas).

¿Qué es lo que más te gusta de “Come a Comarca”?
Es una pregunta complicada. Es mi primer prime time, el primer programa “grande”. De por sí, la ilusión es máxima. Pero encima de todo esto el programa te permite conocer la  grandísima variedad y riqueza gastronómica que hay en este país. Creo que la gente no es realmente consciente de que somos mucho más que pulpo, patatas, maíz y churrasco. Es una auténtica locura. Igual que la gente va a hacer la ruta de los faros, hay que ir a hacer todas las rutas gastronómicas que se pueda.

Yo antes era mucho de decir que había que hacer más eventos culturales y menos fiestas gastronómicas. Ahora sigo diciendo que eventos culturales todos los que se pueda, pero las fiestas gastronómicas que no las quiten porque son una auténtica pasada.

Yo soy un gran defensor de conocer el país. Hablamos mucho de ver mundo, de viajar. Hay que ir a Berlín pero no has estado en cabo Touriñán. Creo que es muy importante conocer Galicia para entender como somos al 100%.

Y volviendo a lo que más me  flipa del programa desde luego está conocer gente, descubrir historias como la de una señora de Lobios, productora de chorizos de manera artesanal. Esa señora tiene setenta cerdos,  ferrados de berzas para alimentarlos... todo en una aldea perdida en la sierra. Ver como una pareja de gente mayor da ese paso, crea una marca con producto artesanal, le vende a los mejores cocineros del mundo y nadie los conoce. Historias como esas en Galicia hay a más no poder.

Un chico de cerca de Monforte se hizo con una sala de ordeño móvil y montó una explotación con un montón de razas de vacas. Los animales estaban todo el día fuera e iban rotando por los diferentes pastos que los vecinos le cedían de buen grado, ya que se los mantenían limpios. Ocho mastines y un burro hacían labores de vigilancia. Con estas cosas ves el futuro que hay en el rural.

¿Qué recetas probaste que nunca habías probado? ¿Has probado alguna que siempre dijiste que no ibas a probar?

Probé absolutamente de todo. La lamprea, por ejemplo. Probé lengua de vaca con sabor a carne de kebab. Era un pincho espectacular. En el Come a comarca ha pasado que probé cosas tradicionales a las que le daban una vuelta. Me sorprendió mucho en Tui una chica que hacía cosas como lentejas y callos totalmente vegetales con el sabor, sabor. Sin ingredientes animales.  También probé el calleiro en Fisterra. Con eso  flipé porque es una cosa como de otro siglo y que lo sigan haciendo me parece espectacular, y además está bueno.

De las recetas con pescado: ¿cuál te ha gustado más?

¡Sí! También allí en Fisterra.  Sefa Insua, del restaurante O’ Fragón, hizo una comida de aprovechamiento con percebes. Hizo un guiso con los percebes,  con patatas… Yo decía: “¿qué haces, bárbara,  guisando los percebes?”. Me explicó que allí, cuando les sobraban percebes ese tipo de recetas era habitual. Me gustó mucho, un guiso tradicional pero con los percebes. También probé caballas, doradas,  chocos, pulpo, raya... probé de todo, todo.

¿Has eliminado prejuicios sobre el pescado?
Yo soy más de carne pero sí que es cierto que mi madre siempre procuró que el pescado siempre tuviera presencia en nuestra dieta. De hecho, de tanto que insistió, consiguió que al final me gustase el bacalao. Ahora vamos a Portugal y bacalao siempre. Incluso mi padre, muy  carnívoro, se animó con la cocina y te hace arroz con marisco y cosas así. Es muy  guay.

Y ya no hablo del tema marisco. Eso me encanta. Mi padre comería marisco todos los días. Y que más... ah, la merluza me encanta.

En definitiva, el pescado me gusta y cuando lo compro procuro tenerlo fresco, sea en el  súper o en la plaza. De hecho, es algo que aprendí de mía madre, comprar al día.

Entonces, ¿cómo te organizas para comprar, cocinar...?
Depende de la época. Cuando hay grabación de programa toca comer fuera. Si tengo tiempo voy a pasear, voy a comprar al mercado o al supermercado. Aunque alguna vez pequé de novato, tengo una historia con unos vales muy buena en la que acabé pagando un precio desorbitado por unas navajas. De todas maneras me encanta ir a la plaza y hablar con la gente, especialmente con la gente mayor.

¿Te has atrevido con alguna de las recetas de Come la Comarca?
No, aún. Tengo anotadas un par de ellas pero piensa que muchas de esas recetas son de gran nivel y teniendo en cuenta mis habilidades me da pena estropear producto. Entonces cojo y voy a Google y busco algo más acomodado a mi nivel. No me salen mal, eh.

He anotado recetas de postres también y tengo ahí un par de retos para subir a redes sociales, pero todavía no he tenido tiempo.

Estaremos pendientes... Vamos con el tema profesional. Eres una de las nuevas caras más reconocibles de la CRTVG. ¿Cómo comienza tu aventura en esta casa?

Empecé en la Radio Galega haciendo prácticas. Comencé la carrera en Bilbao (aquí no llegué a la nota) con gran sacrificio y ayuda de mis padres. Siempre les estaré agradecido. Tanto ellos como mi abuela son mis máximos seguidores. Mi padre no se pierde nada de lo que hago. Incluso ve las redifusiones. Imagina el nivel...

Volviendo al tema. Yo siempre tuve claro que quería trabajar en la CRTVG y hacerlo en mi idioma (gallego). Si me dicen hoy que los próximos 30 años estaré trabajando cómo comunicador, cobrando dignamente y haciéndolo en mi idioma, no pido más.

Tras trasladar el expediente a Santiago empecé de prácticas en el Galicia en Goles, narrando partidos. Luego sacaron unas plazas para el departamento de redes sociales de la CRTVG y conseguí una. Allí trabajé con profesionales como Alba Mancebo,  súper amiga mía y que ya conocía de grupos de teatro. De esa experiencia salimos varias personas que hoy estamos con nuevos proyectos en la tele y creo que esa renovación es buena.

Luego participé en un casting para presentador y no es que lo diga yo, pero me salió bastante bien. Gracias a esto recibí una llamada del director de deportes de la televisión para hacer las redes sociales del En Xogo. Me citó para ese mismo domingo. Llegué a la hora que me había dicho y me echó la bronca por llegar tarde. “Pasa a maquillarte”, me dijo. Yo flipando pensando en que todavía quedaban cinco horas para el  programa. Me estoy maquillando y me dice: “Venga, al plató 150!”. Yo le pregunté que para qué y me respondió: “Vas a presentar la Liga das Cidades”. Se me cayó el alma a los pies. Hice cuatro horas de programa.

Cada vez que veo el vídeo me parto las cachas al ver lo nervioso que estaba.  Además el programa estaba de aniversario y yo pensaba en cómo pudieron hacer semejante cosa: poner a un novato a presentar en una fecha así. Afortunadamente salió todo bien y al acabar me dijeron: “ Bueno, la próxima semana más”.

Después me propusieron presentar el Adivina quien viene esta tarde y de ahí salté al Come a Comarca.

¿Dónde te ves más: en los programas tipo entretenimiento o en el periodismo deportivo?

A mí me gusta comunicar. Contarle cosas a la gente de diferentes maneras. Seguramente donde no me veo es en informativos. Ahora, programas para mí es genial. Yo siempre digo que me encantaría un programa de un concurso donde repartir dinero todos los días. Siempre le digo a Rodrigo Vázquez que me encantaría presentar el Ti Verás. Ahora, trabajar con ese equipo de deportes que hay en la TVG (y también en la Radio Galega) es una delicia. Vivir el fútbol gallego desde dentro es una pasada. No somos conscientes del servicio público que hacen los deportes de la radio y de la televisión. Yo consumo mucha televisión, veo como están las cosas por ahí, y lo que se hace aquí, con los recursos que hay, es crema. Veo mi Arzúa todos los findes y llegar a ese nivel de proximidad... ojito.

Gente como Gustavo Varela -que para mí es el mejor periodista deportivo que existe-, una persona que le preguntas por la Tercera andaluza y sabe hasta el último detalle de cada jugador. Una barbaridad.

Bueno, tengo esa dualidad: entretenimiento y periodismo deportivo. Me siento como un híbrido.

Sacando la evidente parte negativa, ¿qué aprendizaje has sacado del 2020?

Es difícil. No sé si todo el mundo ha aprendido cosas buenas. Lamentablemente creo que la pandemia en nos ha polarizado un poco más. Yo, que soy un animal social, el hecho de cerrarme en casa... no sé si puedo sacar algo positivo.

Creo que en el ámbito de las nuevas tecnologías ha habido una explosión.  Reconecté con el mundo  streamer y vi gente nueva que está haciendo cosas  guays a través de diferentes plataformas. Siempre nos quejamos de que no hay cosas en gallego y este año han aparecido un montón de nuevas iniciativas.

Vamos con un  minitest...

Una lista de  Spotify
Galeguízate – Nova antoloxía da música galega

Una serie con la que estés  flipando
The  Voice y Método Criminal

Un lugar para ir con el móvil apagado
Arzúa

Un viaje pendiente
Muchísimos. Un viaje pendiente con los colegas de Arzúa. El sitio me da igual, pero con ellos.

Un restaurante a lo que le tengas gana
El Culler de Pau

Alguien a quién admires en tu profesión
Gustavo Varela

Un famoso que te gustaría conocer
Castelao

Un placer culpable
Enloquezco con los chocolates. Soy un goloso.

Pulpo a la parrilla o á feira
Á feira. A la parrilla también me gusta, pero á feira

La receta definitiva con Queso de Arzúa?

Los  palitos de queso de Arzúa con mermelada de pimiento de Casa Nené. Eso es bocado de los dioses.