Pequeña introducción a la acuicultura

Pequeña introducción a la acuicultura

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) define la acuicultura como la cría de organismos acuáticos, término que engloba peces, moluscos, crustáceos y plantas. En la actualidad, la creciente demanda de productos del mar es un desafío al que es posible hacer frente gracias al conjunto de la producción acuícola y la pesquera y se estima que ambas continúen de la mano, por lo menos, dos décadas más.

Tal y como indica el informe La Acuicultura en España. 2019, elaborado por la Asociación Empresarial de Acuicultura en España (APROMAR), Galicia se encuentra entre las cinco comunidades autónomas españolas con mayor producción de peces marinos cultivados, con 7.750 toneladas en el año 2018. En cuanto a moluscos, cuya alimentación se basa en el aprovechamiento de los recursos naturales de las aguas, Galicia destaca como la principal región productora no solo de España, si no de Europa, gracias a la productividad natural de nuestras rías.

Tras leer estos datos, seguramente se te vengan a la cabeza imágenes tan frecuentes en las rías gallegas como las de las bateas de mejillones. Pero, si te acompañáramos en tu próxima visita a la pescadería, ¿sabrías decirnos alguna especie de pescado procedente de la acuicultura? ¿No? Entonces, ¡coge lápiz y papel y anota estos tres ejemplos!

  • Rodaballo: Galicia é a principal comunidad española en su producción, con un 99% del cultivo. El 1% restante se cultiva en Cantabria.
  • Lenguado: En España, su cría se localiza en Galicia y Andalucía.
  • Besugo: ¿Sabías que Galicia es el único lugar de Europa donde se realiza el cultivo de esta especie?

Si tienes alguna duda, recuerda que en el apartado “Época óptima de consumo” de la APP “Non piques, non peques” encontrarás más detalles en el caso de que la especie que estés consultando sea parte de la producción acuícola gallega.